Κυριακή, 12 Απριλίου 2009

Hay dulces canciones y versos bellos y en todo aquello tú y yo







La Rosa De Los Vientos

Fue aquel viento del norte que nos guió,
el que tiene un claro color de miel.
Nos izó en su grupa el viento del sur,
alto caballo fiel.

Al oeste el viento hizo un ademán
cuando trajo cuarenta desde la mar
y hubo quienes al viento del este azul
lograron domar.

Fue así que llegamos hasta Picarquín,
del oeste, el norte, del este y el sur
por sobre montañas mojadas de luz.

Fue así que vencimos un seco arenal,
fue así que pudimos tendernos al fin
esperando el alba desde Picarquín.

La rosa de los vientos vigilará
con sus alas tendidas hasta el confín
guardando el campamento de Picarquín.

Guardando el campamento de Picarquín.
la rosa de los vientos no tiene fin
con sus alas tendidas hasta el confín

La rosa de los vientos vigilará
con sus alas tendidas hasta el confín
guardando el campamento de Picarquín.

Con la lealtad,
con la dignidad,
con todas las fuerzas del amor dispuestas
a la luz de la verdad
te acompañaré
doquiera que estés
en nuestras alegres jornadas de fiesta
al calor de la amistad.
Y el fuego tendrás,
el agua tendrás
bajo las estrellas que alumbran un mundo
fraterno y profundo.

Hay fogatas tórridas
y flores frescas
y un clamor vital
de horas despiertas.
Hay dulces canciones
y versos bellos
y en todo aquello
tú y yo.

*Intérprete: Inti illimani
*Textos: Patricio Manns
*Composición: Horacio Salinas
*Orquestra Clasica de la Universidad de Santiago
Director: Santiago Meza












































El Aparecido
Letra: Victor Jara
A Ernesto Che Guevara

Abre sendas por los cerros,
Deja su huella en el viento,
El águila le da el vuelo
Y lo cobija el silencio.

Nunca se quejó del frío,
Nunca se quejó del sueño,
El pobre siente su paso
Y lo sigue como ciego.

Correlé, correlé, correlá
Por aquí, por allí, por allá,
Correlé, correlé, correlá,
Correlé que te van a matar,
Correlé, correlé, correlá.

Su cabeza es rematada
Por cuervos con garra de oro
Como lo ha crucificado
La furia del poderoso.

Hijo de la rebeldía
Lo siguen veinte más veinte,
Porque regala su vida
Ellos le quieren dar muerte.








Vino del mar

Envuelta en agua azul
la trajo el viento del más allá
Dormida en las
Olas de espuma y sal
Sobre su propia herida mortal
Vino del mar
Con una cicatriz
Que dividía su pecho en dos
Trazada por
Un furioso puñal
Que eternizó su indefensión
Vino del mar
Más blanca que la sal
Hacia la oscura arteria de mi amor
Y allí quedó
Muerta en la playa gris
Bajo un fulgor crepuscular
Vino del mar
Más negra que el carbón
Para alumbrar la noche de mi amor
Y allí encendió
Un fuego sin furor
Para entibiar mi corazón
Vino del mar
Y era una estrella azul
Danzando en altas olas de sal
Volviste a mí
Porque me ataste
Al nudo de la eternidad












2 σχόλια:

mareld είπε...

Πολλά φιλάκια!

Dana_Semitecolo είπε...

Αγαπημένη μας!

Χθες ζύμωσα κουλούρια και σε σκεφτόμουν. Θα θέλαμε να είσαι κοντά μας το Πάσχα, να κρατήσουμε τ' αντέτια και να χαρούμε τη Φύση που οργιάζει!

Σε έχουμε όμως στη καρδιά και στο μυαλό μας κι είναι σχεδόν, σα να είσαι εδώ!

Φιλιά γλυκά κι αγκαλιές ζεστές!